FLAMINGO, FLAMINGO

Aleida Martinez

…. La llegada al centro fue muy especial. Todos ellos en el patio derrochando energía. Estaban jugando, nos saludaban, reían…. De repente, sonó la campana indicando el final del recreo. Aquí es donde floreció la enorme disciplina que tienen. En menos de un minuto todos en sus asientos. Nos invitaron a visitar las aulas y las habitaciones de los niños. Literas, 8 camitas por habitación y el frio que recorría cada pasillo. Los niños pasan en la escuela una semana o dos sin ver a sus padres. Es este entorno, todo lo que tienen durante estos días. Para nosotros poco, para ellos, más de lo que seguramente tuvieron sus padres e incluso sus hermanos mayores. Era imposible no conmoverse ante la idea de esos pequeños niños que son voluntariamente separados de sus padres para poder acceder a una educación de calidad.

Guardería Yanyun (pre-escolar), “yidi yuren” es una escuela que aloja niños de pre-escolar y primaria, algunos de ellos padecen la enfermedad de Kashin-Beck

Guardería Yanyun (pre-escolar), “yidi yuren” es una escuela que aloja niños de pre-escolar y primaria, algunos de ellos padecen la enfermedad de Kashin-Beck

Gracias a nuestros compañeros de UNICEF pudimos saber que algunos de estos niños además tenían la enfermedad de Kasian Beck que es un tipo de artrosis que afecta especialmente a los huesos de las extremidades. Sin embargo su integración dentro del grupo era tan natural que no lo pudimos detectar por nosotros mismos. Como nos decía nuestra compañera Chen Xuefeng “lo que veis es lo que les une, no lo que los separa”.

Depues de comer, nos dirigimos a la casa de una familia tibetana que tenía uno de sus hijos alojados en la escuela que acabábamos de visitar. Nos recibieron con sus mejores galas y sonrisas. A la entrada de la casa estaban las abuelas tibetanas que se mostraron muy cercanas mientras cuidaban del pequeño de la casa. Esta familia fué muy hospitalaria, ofreciéndonos el té en su propio salón, en el que ocupaba un lugar ,muy especial el retrato del hijo con el que no podían estar el resto de la semana. Durante la merienda respondieron amablemente todas nuestras preguntas, que tenían que se doblemente traducidas; del tibetano al mandarín y de éste al inglés. Al preguntar al padre por el nivel educativo al que aspiraba llegara su hijo, nos dijo muy seguro que quería fuera a la universidad. Nos sorprendió su convencimiento! .

Al salir de la casa, éramos uno menos….FABLER BJÖRN (nuestro osito embajador) decidió quedarse con el más pequeño de la familia . ¡Qué mejor forma de terminar su viaje, que estar en brazos de quien da vida a este proyecto!

Comunidad de la población de Sanchaba (Niño tibetano)

Comunidad de la población de Sanchaba (Niño tibetano)

De nuevo la cena estuvo cargada de colores y sabores que nada tienen que ver con nuestro concepto de comida china: vegetales, tofu, maíz con azúcar… hacen que nuestro progreso con los palillos vayan viento en popa. Después de tantos brindis de agradecimiento que no podríamos contar con los dedos de ambas manos, nuestros anfitriones empezaron a animar la fiesta con canciones típicas del lugar lo que llevó a que nos pidieran una representación de nuestro famoso “flamingo”: “Flamingo! Flamingo!”. Intentamos distraerlos cantándoles una canción de Nino Bravo, después de descartar totalmente “La Macarena”. Pero nuestro intento fue en vano. Y finalmente, mal cantando la única canción que sabíamos, nos lanzamos con unas sevillanas, que pasarán a la historia como las peores y más divertidas de nuestra vida.

Mejorando con los palillos - ¡Hora de comer!

Mejorando con los palillos - ¡Hora de comer!

Aleida Martinez

ABOUT THE AUTHOR
Aleida Martinez

I’m 26 years old and I’m from Asturias, Spain. I work at IKEA Contact Center (part of customer service offer). I have studied a degree in Tourism but I have been passionate about taking pictures since I remember. To me photography is much more than just a process or an art, the possibility of capturing a moment forever is amazing. I also love music, watching movies and travelling with my husband. Tengo 26 años y soy de Asturias, España. Trabajo en el Contact Center de IKEA (forma parte de nuestro servicio de atención al cliente :)). He estudiado Turismo, pero mi verdadera pasión siempre ha sido hacer fotos. Para mi, la fotografía es mucho más que arte, la posibilidad de capturar un instante para siempre, es increíble. También me encanta la música, ver películas y viajar con mi marido.

More posts by Aleida Martinez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *